El equipo previo al duelo contra el Union
Primer equipo | 5 de abril de 2021 19:33

Un punto, mucho esfuerzo

Una pequeña novedad en el domingo de Pascua: en el cuarto derbi de la Bundesliga entre nuestro equipo blanquiazul y el Unión Berlín, por primera vez no hubo un ganador. Después de que el equipo local siempre hubiera obtenido la victoria, nuestros jugadores rompieron con esa mini-racha al final de la 27ª jornada de juego. Fueron unos 90 minutos intensos y emocionantes en los que la lucha destacó más que la cultura del juego, especialmente tras el cambio de campo. Finalmente, el marcador reflejó un 1-1 en el Stadion An der Alten Försterei. “Tenemos que estar satisfechos con el punto que hemos conseguido. No fue un buen partido para ninguno de los dos equipos. Al final, sumamos un punto”, calificó así Pál Dárdai el partido, cuyo desarrollo, en realidad y en un resumen breve, podría ser algo así: ambos equipos tenían la ventaja y, tras el cambio de campo, los dos equipos se neutralizaron el uno al otro. 

Un importante punto también ciertamente desde el punto de vista blanquiazul, ya que nuestro equipo tuvo un comienzo desfavorable en este derbi, más aún tras el temprano gol que marcó el ex-jugador del Hertha, Robert Andrich, en el minuto 10. “Justo lo que hizo el Unión Berlín era lo que nosotros queríamos hacer. El equipo tuvo que arriesgarse a entrar en enfrentamientos, presionar y así crear momentos de caos. En cambio, podríamos estar satisfechos de no haber recibido un 0-2” argumentó el húngaro sobre la fase inicial en alusión al travesaño de Julian Ryerson en el minuto 12. Esto supuso la ventaja para el equipo rojiblanco. Para el técnico de 45 años, el rifirrafe típico de un derbi de estas características entre Mattéo Guendouzi y Grischa Prömel fue un toque de atención, a pesar de que Jordan Torunarigha también había estrellado el balón en el aluminio tras un córner al principio del partido en el minuto 19. “A partir de ese momento mejoramos, también en nuestro estilo de juego. Habíamos empezado de nuevo y corregido un par de cosas que antes nos habían debilitado” ese fue el veredicto de nuestro jugador récord, quien, junto con el asistente técnico “Zecke” Neuendorf, estuvo metro tras metro en la línea de banda entrenando, animando y azuzando a nuestros jugadores. 

[>]
A partir de ese momento mejoramos, también en nuestro estilo de juego. Habíamos empezado de nuevo y corregido un par de cosas que antes nos habían debilitado.
[<]

-Pál Dárdai

Un toque de atención y un ajuste merecido

Con cada minuto nuestro equipo mejoraba y presionaba al equipo local, que había sufrido su única derrota en Köpenick en la primera jornada, hacia su propio campo. “Reaccionamos bien tras recibir el gol, fue entonces cuando opusimos resistencia” describió dicha fase Alexander Schwolow, quien sustituyó a Rune Jarstein con poca antelación tras haber dado positivo en coronavirus. El gol que dejo el marcador a 1-1 de Dodi Lukébakio, que una vez más mantuvo la calma desde el punto de penalti, fue la recompensa merecida. “Ambos equipos estuvieron muy intensos, con muchos ataques. Fue un partido muy emotivo también sobre el terreno de juego”, dijo el anotador del gol, que volvió a transformar su lanzamiento de penalti de forma impecable. “Solo me centré en marcar para el equipo y dejé de lado todo lo demás. Después de eso, todo jugó a nuestro favor”. Después de esto los nuestros se empezaron a ver mejor.

Galería: Las imágenes del partido: 1. FC Union - Hertha BSC

Antes de la reanudación, la balanza parecía haberse inclinado a nuestro favor, pero al comenzar el segundo tiempo, lo que había sido hasta ahora un derbi interesante, se convirtió en un asunto difícil. “Les dije a los chicos en el descanso que teníamos que profundizar más para forzar al rival a cometer errores. Pero jugamos demasiado complicado. Deberíamos haber defendido más al frente, pero no tuvimos apenas ni posesión del balón, ni recuperaciones dinámicas del mismo, y hemos presionado demasiado poco al rival”, señaló Dárdai. “Sobre todo la segunda parte del juego podemos olvidarla, pero antes tenemos que hablar de cómo pudo llegar a ocurrir. Tal vez fuera solo un asunto mental de nuevo y tengo que volver a hablar más con los jugadores. Lo analizaremos y discutiremos. Quiero dar confianza a los chicos”. En este punto, sin embargo, no podemos evitar mencionar que los jugadores del Unión Berlín, a pesar de tener la ventaja en la posesión del balón, se tuvieron que dejar la piel ante nuestra compacta defensa. Deyovaisio Zeefuik lo resumió muy bien. “Queríamos marcar a toda costa, pero no todas las cosas salieron bien. Por supuesto que queríamos conseguir esta victoria en el derbi, pero si no podemos ganar, al menos no debemos perder”. 

[>]
Queríamos marcar a toda costa, pero no todas las cosas salieron bien. Por supuesto que queríamos conseguir esta victoria en el derbi, pero si no podemos ganar, al menos no debemos perder.
[<]

-Deyovaisio Zeefuik

Así, nuestro equipo no pudo cumplir el deseo de todos los fans de ganar el segundo derbi esta temporada. Pero a pesar del tono autocrítico, también hay que señalar que nuestros jugadores no solo llevan tres partidos invictos contra el Köpenicker, sino que solo han perdido uno de los últimos cuatro partidos de liga. “Después del partido del Leverkusen, me sentí muy aliviado porque teníamos mucha presión y el equipo jugó muy bien. La actuación contra el Unión Berlín no estuvo bien, pero en el pasado hubiéramos perdido un partido así. Aun así, todo el mundo quería que al menos se mantuviera el empate, así que nos quedamos con el punto”, finalizó Pál Dárdai su valoración, ya con la vista puesta en el próximo partido del sábado (10 de abril de 2021 a las 15:30 CEST) contra el Borussia Mönchengladbach. “Ahí está bien claro que tenemos que jugar mejor” aseguró nuestro entrenador. 

[>]
La actuación contra el Unión Berlín no estuvo bien, pero en el pasado hubiéramos perdido un partido así. Aun así, todo el mundo quería que al menos se mantuviera el empate, así que nos quedamos con el punto.
[<]

-Pál Dárdai

por Florian Waldkötter