Vladimír Darida (izda.) y Marco Richter en una disputa por el balón.
Primer equipo | 7 de septiembre de 2021 16:43

Con la cabeza despejada y al máximo

Los parones internacionales son un tema a menudo controvertido en la Bundesliga: los largos viajes y el riesgo de lesiones para los jugadores convocados por sus selecciones, la ausencia de un calendario regular de entrenamientos debido a la ausencia de numerosos jugadores y, sobre todo, la interrupción del ritmo de los partidos en la rutina de la liga. Si bien el club de nuestra capital también se ve afectado en esta ocasión por los dos primeros aspectos, el último de ellos, en cambio, supone una ventaja para los blanquiazules en esta fase y tras tres derrotas en el comienzo de la liga. "El fin de semana de descanso fue importante para despejar la cabeza. El lunes los chicos ya estaban corriendo y el martes pudimos trabajar directamente en aspectos tácticos. La voluntad estuvo ahí, los chicos entrenaron bien. Nos estamos preparando de la mejor manera posible para el partido en Bochum", explicó el entrenador Pál Dárdai sobre el plan de entrenamiento tras la primera sesión del martes.

Por la mañana, nuestros chicos tuvieron una sesión de 75 minutos en la Schenckendorffplatz, antes de realizar un circuito de fuerza al estilo de Henrik Kuchno por la tarde en dos grupos en el gimnasio. Tras los ejercicios de familiarización con el balón bajo la dirección del segundo entrenador Admir Hamzagić, el entrenamiento sobre el terreno de juego incluyó situaciones de superioridad numérica de cinco contra dos. Tras una carrera progresiva por la diagonal del campo, los 14 jugadores de campo, más los porteros Alexander Schwolow y Oliver Christensen, se enfrentaron en situaciones de ocho contra ocho. ¿Lo más llamativo? La intensidad de los duelos, las órdenes enérgicas y los impresionantes goles. El recién llegado Ishak Belfodil y el centrocampista Vladimír Darida demostraron especialmente su capacidad goleadora. Una vez concluido oficialmente el entrenamiento, algunos de los pupilos de Dárdai seguían cogiendo el balón y trabajando en sus remates. "Los jugadores que acaban de llegar han transmitido buenas sensaciones, así que tenemos que evaluar cuánto tiempo podemos darles en el partido y también de qué manera configuramos nuestro ataque", explicó el húngaro antes del viaje a Bochum para el partido del domingo (12.09.21, 17:30 CEST).

Galería: Inicio de la preparación antes del partido en Bochum

Ausencia de seleccionados nacionales y trabajo individual de los lesionados

A diferencia de Christensen, Myziane Maolida, Belfodil y compañía, el entrenador tuvo que prescindir de los internacionales ausentes Marcel Lotka, Dedryck Boyata, Peter Pekarík y Jurgen Ekkelenkamp. El cuarteto se reincorporará al equipo a mitad de la semana. Rune Jarstein (enfermo de coronavirus), Márton Dárdai (tobillo), Marvin Plattenhardt (problemas musculares en la zona de los aductores), Davie Selke (fractura de costilla) y Krzysztof Piątek (fractura en el tobillo) trabajaron individualmente con el preparador deportivo Hendrik Vieth en su regreso. Stevan Jovetić estuvo en su país, tal y como se había acordado, para someterse a exámenes médicos por su pantorrilla con su médico de confianza y regresará a Berlín lo largo del martes. "Márton sigue siendo duda para el fin de semana, con Marvin estamos viendo día a día si se incorpora a los entrenamientos del equipo y cuándo", comentó el técnico de 45 años sobre la dupla defensiva.

Debido a las diez ausencias actuales, nuestros directivos se reunieron después de la sesión de la mañana para discutir cómo ajustar la plantilla, y servirse de sus jugadores de la cantera. "Completaremos nuestra alineación con algunos jugadores juveniles, tendremos una reunión con todo el equipo técnico y nuestro director deportivo y discutiremos juntos qué chicos subiremos para las próximas semanas. Queremos dar una oportunidad a nuestros jugadores jóvenes, ese era nuestro plan desde el principio", explicó Dárdai, que también subrayó una vez más que está más que satisfecho con la composición de su equipo. "Tenemos muy buenos jugadores en la plantilla. Ahora tenemos que alinearlos en el terreno de juego de manera que saquemos el máximo provecho de ellos juntos. Estamos en el buen camino y tengo una buena sensación al respecto", subrayó nuestro entrenador como conclusión, antes de dirigirse hacia el vestuario con un claro "¡Ha, Ho, He!". Las buenas sensaciones de nuestro entrenador deberían convertirse en los primeros tres puntos de la temporada 2021/22 el domingo en Bochum.

por Simon Jötten