Ignacio de Titto y Adrián Ramos posan juntos para una foto.
Primer equipo | 31 de octubre de 2021 12:57

De San Lorenzo vía Madrid a Berlín

Es bien sabido que el fútbol escribe las historias más locas, y no solo dentro, sino también fuera de la cancha. El alcance y el carisma de un club a veces van más allá de las fronteras nacionales y continentales. Una visita a la ciudad, el traspaso de un jugador o una afición especial: Hay muchas razones por las que los seguidores se emocionan por un club. Varios de estos motivos se aplican a nuestro exiliado Herthaner Ignacio de Titto. Porque el nacido en Argentina lleva 13 años apoyando a nuestra escuadra, sin importar si lo hace desde su ciudad natal San Lorenzo en Buenos Aires o desde su actual centro de vida en Madrid. Los corazones azules y blancos también laten fuera de Berlín.

"Lo más destacado fue la visita al Estadio Olímpico"

El vínculo con nuestra ciudad capital se desarrolló en 2008. "Recibí doce años de lecciones de alemán en la escuela, luego completé el curso de 'Intérprete' en mi país de origen y quería refrescar mis habilidades lingüísticas durante dos meses en el Instituto Goethe de Berlín", explicó el oriundo de Buenos Aires que hizo el viaje a Alemania. Recuerda con cariño la época en la capital alemana. “Tenía 20 años y estaba a 12 000 kilómetros de casa. Pero me he llevado la cultura, la ciudad y la gente directamente a mi corazón. Lo más destacado fue la visita al Estadio Olímpico, ahí fue cuando supe que iba a ser hincha del Hertha BSC”, dice de Titto, incluso después de 13 años, sobre este momento, que se lo debe principalmente a una persona de su entorno familiar. 

Porque la primera piedra del interés por el país de Europa Central fue puesta por su padre, que era el director de la escuela alemana Pestalozzi. “Lo curioso es que mi papá solo puede decir 'hola y adiós'. Mi hermana y yo podemos expresarnos bastante bien después de doce años de lecciones de alemán”, dijo el joven de 33 años sobre sus habilidades en idiomas extranjeros. Por otro lado, el sudamericano ha podido hacer uso de su lengua materna en España desde hace dos años. Por motivos profesionales, el argentino de origen se trasladó a Madrid, donde trabaja en una empresa de software.  

[>]
Ramos y Ronny marcaron nuestros goles frente a un estadio lleno y nos aseguraron un punto tardío. Todavía recuerdo el ambiente indescriptible y las gélidas temperaturas.
[<]

-Ignacio de Titto

Recuerdos de goles tardíos y bajas temperaturas

El seguidor del Hertha también sigue de cerca los partidos de nuestro equipo desde la capital española. Un partido en particular en el Estadio Olímpico con un colombiano en el centro de atención se mantiene en la mente de Ignacio aún después de 13 años. Su jugador favorito es nuestro exatacante Adrián Ramos, que anotó 103 goles en 176 partidos con los blanquiazules. El jugador ahora de 35 años fue uno de los grandes protagonistas del empate 2-2 ante el Union y por eso es bien recordado. “Después del duelo contra el Schalke en 2008, viví el derbi frente al público local por primera vez en 2013. Ramos y Ronny marcaron nuestros goles frente a un estadio lleno y nos aseguraron un punto tardío. Todavía recuerdo el ambiente indescriptible y las gélidas temperaturas”, dijo el sudamericano, recordando el inolvidable momento.

El hasta ahora último compromiso que el joven de 33 años siguió en directo en nuestro recinto, fue hace ocho años. Un viaje a la capital alemana está nuevamente a la vista. “Amo Berlín y sigo todos los partidos de nuestro equipo. Cuando me vaya de vacaciones a la región, espero poder apoyar a los chicos en el Estadio Olímpico y vivir un escenario único”, señaló el. En ese momento, cuando de Titto vuelva a visitar nuestra casa para disfrutar de un partido, su corazón azul y blanco seguramente volverá a latir más rápido.

¿Tu corazón azul y blanco también late en el extranjero? Entonces ponte en contacto y cuéntanos tu historia por correo electrónico a redaktion@herthabsc.de.

Exil-Hertanerinnen und Exil-Herthaner gesucht.

por Moritz Büscher