Florian Wirtz del Bayer Leverkusen conduce el balón y su entrenador Gerardo Seoane lo observa.
Primer equipo | 6 de noviembre de 2021 14:03

Mira quién viene: Leverkusen

El Bayer Leverkusen descubrió recientemente cuánto puede cambiar el deporte de un mes al otro. Después de haber ganados cuatro de sus primeros cinco partidos oficiales en septiembre y de haber vencido claramente al Bielefeld a principios de octubre, la racha del 'Werkself' se detuvo con el parón internacional. Cinco partidos consecutivos sin victoria, además de haber quedado fuera de la Coba DFB: todos en el campamento del Bayer deberían estar felices de que el mes de octubre haya terminado. El Leverkusen ahora quiere aprovechar noviembre para volver a enderezar el camino. El comienzo fue prometedor con un triunfo 4-0 en la UEFA Europa League contra el Real Betis. "Estamos contentos de haber ganado, ahora tenemos que recuperarnos y volver a jugar bien el domingo", dijo el técnico Gerardo Seoane. Previo al encuentro de este fin de semana, herthabsc.com analiza de cerca al ganador de la Copa DFB de 1993.

La situación deportiva: octubre hizo que el Bayer cayera del 2º al 4º lugar en la tabla de la Bundesliga, además de haber quedado fuera de la Copa DFB ante el Karlsruher SC. Con 17 puntos tras 10 jornadas, los campeones de la Copa de la UEFA de 1988 siguen teniendo un rendimiento mas que decente en la y se mantienen en una posición que se celebraría como un gran éxito al final de la temporada. "Para nosotros en Leverkusen, clasificar a la Champions League es algo así como un pequeño título", dijo el director deportivo Rudi Völler. A nivel internacional, el club representa al fútbol alemán esta temporada en la Europa League y, con la ya mencionada victoria ante el Betis durante la semana, consolidó el liderato de la tabla en el Grupo G.

[>]
Para nosotros en Leverkusen, clasificar a la Champions League es algo así como un pequeño título.
[<]

-Rudi Völler

El Leverkusen bajo la lupa: Patrik Schick es el máximo anotador del Bayer con ocho goles en nueve partidos de Bundesliga. Sin embargo, el checo se lesionó en el derbi en Colonia y probablemente no podrá regresar hasta después del próximo parón de selecciones. Ahora, otros jóvenes talentos en las filas del club del oeste de Alemania tendrán que mostrarse. Moussa Diaby es uno de esos candidatos, quien destacó contra el Betis con dos goles y dos asistencias. Por supuesto, todos los ojos también están puestos en Florian Wirtz. El joven de 18 años inspira tanto a los aficionados como a los responsables del club y es el máximo goleador de su equipo en todas las competiciones. “Creíamos que tenía un gran futuro. Pero nadie podría haber adivinado que se desarrollaría tan rápido. Florian se desarrolló maravillosamente. El salto que dio es asombroso”, señaló entusiasmado Völler.

Los reencuentros: Hay varios puntos de contacto entre ambos equipos. Robert Andrich, futbolista formado en nuestra cantera regresa al Estadio Olímpico. Nuestro portero Marcel Lotka, por otro lado, jugó en su juventud con el próximo rival, antes de llegar a la capital. Además, se encuentran varios conocidos de la selección nacional. Jonathan Tah y Niklas Stark se conocen por las selecciones de la DFB, Moussa Diaby y Myziane Maolida jugaron juntos en las selecciones juveniles de Francia. Exequiel Palacios y Santiago Ascacíbar corrieron lado a lado con la 'Albiceleste' argentina, al igual que el mencionado Schick y Vladimír Darida quienes compartieron en la selección checa antes de que nuestro número 6 se retirara. Sin embargo, su reunión se cancela debido a la lesión de Schick. Pero también se dará un reencuentro entre viejos compañeros del club. Lukáš Hrádecký y Prince Boateng celebraron la victoria de la Copa DFB juntos el Eintracht Frankfurt en 2017/18. Kerem Demirbay y Nadiem Amiri, Ishak Belfodil son amigos de la época del Hoffenheim y un toque del Ajax habrá en el partido cuando Daley Sinkgraven del Leverkusen vea nuevamente a sus antiguos colegas de Ámsterdam Deyovaisio Zeefuik y Jurgen Ekkelenkamp

Malik Fathi y Fredi Bobic aplauden después de vencer al Leverkusen en 2004.
Malik Fathi y Fredi Bobic aplauden después de vencer al Leverkusen en 2004.

Los duelos especiales: Todos los jugadores del Hertha recuerdan con cariño el último enfrentamiento entre ambos equipos. Fue el 3-0 en marzo de este año después de 45 minutos absolutamente furiosos en el Estadio Olímpico de Berlín, también fue el marcador final y la mayor victoria del Hertha de todos los tiempos contra el cinco veces subcampeón. “Nuestro plan funcionó particularmente bien en la primera mitad, trabajamos muy bien, fuimos compactos y por lo tanto nos dejamos los tres puntos”, dijo Niklas Stark sobre el juego. Al mirar en los libros de historia, destaca también el 3-1 de octubre de 2004, no solo por la victoria blanquiazul, sino también por quienes fueron protagonistas. Nuestro actual gerente deportivo Fredi Bobic dios dos asistencias, Arne Friedrich aún no era administrativo en el club, sino que defendía por la derecha. El asistente 'Zecke' Neuendorf entró de cambio y antes tuvo tiempo de hablar con Pál Dárdai, que también estaba en el banquillo, sobre el curso del partido. O ambos recordaban diciembre de 2001 cuando el Hertha también salió victorioso en el Estadio Olímpico. Los anotadores en el 2-1: Neuendorf y Dárdai.

La opinión sobre nuestro equipo: El programa ajustado ocupa tanto a Gerardo Seoane como a nuestro equipo. “No hay mucho tiempo entre el jueves por la noche y el domingo por la tarde. Dependerá más del estado mental que del físico: podemos esperar un partido fuera de casa muy duro contra un equipo que nos va a exigir todo”, dijo el entrenador, explicando sus expectativas. “El Hertha es un equipo extremadamente compacto, muy fuerte en los duelos y muy ágil. Solo tendremos algunos espacios y tendremos que mostrar la misma fuerza y calidad en los duelos que el rival”, dijo el suizo, quien espera buen fútbol por parte de su equipo y esfuerzo físico para el desafío en la capital

por Konstantin Keller