Vladimír Darida en el partido contra el Leverkusen
Primer equipo | 8 de noviembre de 2021 10:08

Incompleto

Cerrar un partido, sentenciarlo, poner punto final. Nuestro deporte favorito tiene infinidad de expresiones para describir que el resultado de un partido ya está decidido. Pero, independientemente de cómo se llame a la acción, fue lo único que faltó para ponerle el broche de oro a los nuestros tras una emocionante velada de fútbol en el Olympiastadion de Berlín frente al Leverkusen. "Ha sido un buen partido por parte de ambos equipos, tanto desde el punto de vista táctico como del ritmo, a pesar de que las condiciones del terreno de juego no eran muy buenas", calificó Pál Dárdai. "El equipo estuvo en buena forma el día de hoy: mis jugadores trabajaron duro, crearon muchas ocasiones y defendieron con paciencia. Eso nos sirvió hasta el minuto 90", subrayó nuestro entrenador. Pero entonces los visitantes marcaron el gol de la igualada, y eso significó que nuestro club capitalino sólo podía quedarse con un punto de los tres en juego. “Queríamos la victoria y creo que la hemos merecido. Es una pena porque le hemos plantado cara a un equipo muy fuerte” dijo Stevan Jovetić. A pesar de la gran actitud luchadora del equipo, al final quedó una sensación de ser un partido incompleto.

Stevan Jovetić celebra su gol contra el Bayer Leverkusen.
Despegando: El primer gol de Stevan Jovetić en casa mostraba la eficacia del plan del partido.

El plan del partido se consolida, opina Jovetić.

Este partido fue disputado desde el principio, ambos equipos buscaron llevarse los tres puntos. Lukáš Hrádecký, del Bayer, tuvo que intervenir ante los disparos de Jovetić (7) y Marco Richter (13), y el intento desviado de Suat Serdar acabó en el lateral de la red de la portería al cuarto de hora. En el otro equipo, el ex-herthaner Robert Andrich fue la principal fuente de peligro, pero su supuesto gol para hacer el 0-1 en el minuto 26 fue anulado porque el balón había salido antes por la línea de fondo. Tres minutos antes del descanso, "Jove" hizo que el Olympiastadion celebrara. Después de que Maximilian Mittelstadt ganara el balón, el montenegrino dio la ventaja a nuestros colores con un gol digno de ver. Fue una confirmación del plan del partido blanquiazul, que había tenido pleno éxito hasta ese momento. "Es importante que los espectadores hayan visto sobre el terreno de juego una unidad que se adelanta y defiende activamente el balón", aclaró Dárdai una de las prioridades frente al Bayer 04 Leverkusen.

Las ocasiones de asentarse no se aprovecharon.

El plan de partido también funcionó tras el descanso, puesto que ahora los renanos debían atreverse a ser más ofensivos. Esto creó espacios para nuestros chicos, que siguieron presionando a sus rivales y crearon ocasiones para hacer el 2-0. Jovetić recibió un gran pase de Niklas Stark, pero esta vez disparó demasiado precipitadamente en una posición prometedora y falló (55’). Tampoco se aprovecharon otros intentos de Richter (63') y Serdar (82'), ni una buena ocasión de contraataque en la que la defensa del Bayer bloqueó los intentos de Vladimír Darida y Mittelstädt (75'). "Perdimos la oportunidad tras el 1-0, tuvimos muchos momentos de asentarnos, pero no los aprovechamos", dijo nuestro número 17. "Tenemos que conseguir el 2-0, y entonces nos iremos del campo como ganadores", coincidía con Mittelstädt nuestro entrenador."

[>]
Tenemos que conseguir el 2-0, y entonces nos iremos del campo como ganadores
[<]

-Pál Dárdai

Buen hacer del público.

Y así sucedió, como suele ser en el fútbol: el Bayer, que en la segunda parte sólo tuvo alguna oportunidad real de marcar a través de los intentos de Kerem Demirbay desde lejos, aprovechó un tiro libre en el último minuto para hacer el marcador final de 1-1, que marcó Andrich. "Es muy molesto porque hicimos una muy buena actuación. Cuando vamos ganando hasta el último minuto y luego empatamos, es muy amargo", el segundo capitán Stark no ocultó su decepción. Pero nuestro número 5 era consciente, al igual que todos los herthaners, de que el equipo había tenido un rendimiento muy bueno durante largos tramos. El público presente en el Olympiastadion demostró su buen hacer tras el pitido final y honró la valiente actuación con muchos aplausos y ánimos. Esto facilitó rápidamente que todos los implicados vieran los muchos aspectos positivos de la tarde. "Hemos aguantado muy bien, hemos concedido pocas ocasiones y no debemos bajar la cabeza en ningún caso, aunque sea difícil nada más acabar el partido", resumió Stark las sensaciones de Berlín. "Fue un paso en la dirección correcta. Estoy contento con mi equipo, pero no con el resultado", dijo Dárdai.

Un respiro y mirada hacia el derbi.

El húngaro y su equipo pueden ahora aprovechar el descanso internacional para recuperar el aliento tras este dramático encuentro y centrarse después en la preparación de la siguiente tarea. Después de todo, le espera un reto muy especial: el duelo de la ciudad de Berlín en casa del 1. FC Union (20.11.21, 18:30 CET). "Aprovecharemos al máximo el descanso. Nos espera un partido importante y trabajaremos duro para estar óptimamente preparados", subrayó Niklas Stark. Nuestro equipo querrá hacer todo lo posible en este duelo para volver a mostrar una actuación tan cohesionada, y esta vez también querrá recompensarse con un partido completo y el máximo número de puntos.

por Konstantin Keller